¿Cómo será la vuelta al colegio? El Consejo General de la Ingeniería Técnica Industrial de España (COGITI) y el Colegio de Madrid destacan la importancia de la calidad del aire en los centros educativos para mitigar la propagación del coronavirus en las aulas

 

 

 

En el documento remitido, se incluyen además de diversas reflexiones importantes que deben realizarse en este ámbito y que implican la adaptación a la normativa técnica de todos los Centros, una serie de recomendaciones urgentes, abordables y eficaces para el objetivo principal de esta comunicación, que no es otro que contribuir a una mejor gestión de la situación de emergencia actual por la COVID-19 que minimice en lo posible los riesgos de transmisión por vía aérea en los recintos interiores de los centros educativos.

Desde el Consejo y el Colegio de Madrid, se quiere poner el foco en el “talón de Aquiles” que suponen los “recintos interiores mal ventilados” en la lucha contra la COVID-19, y en este caso se centran en nuestros niños y jóvenes en fase de formación académica por la proximidad del comienzo del nuevo curso, no solo para preservar de forma directa su salud, sino para preservar la del resto de la sociedad, ya que son ellos, como últimamente se ha reflejado, un vector con mucho peso en la transmisión, debido a la conjunción del alto índice de ausencia de sintomatologías que muestran frente al virus con los menores efectos negativos conocidos en su salud y con ciertas particularidades inherentes a esta franja de edad vital como son la menor percepción del riesgo y menor aceptación de normas impuestas.

En toda situación de emergencia coexisten peligro y riesgo, como son este caso “el COVID-19” y “la trasmisión por vía aérea en recintos interiores mal ventilados”. En particular ven necesario abordar el caso de los centros educativos y dentro de los mismos, sin olvidar que existen multitud de espacios interiores de diverso uso, queremos poner especial atención en las aulas por ser los lugares en los que sus usuarios pasan la mayor parte del tiempo.

Es necesario no olvidarse, y explícitamente lo recalcan, de la necesidad de seguir trabajando en las futuras soluciones a los riesgos que la situación actual no nos permita conseguir y a los que, al menos conocidos, deberemos enfrentarnos aplicando los recursos disponibles y la guía del conocido como el menos común de los sentidos.

Por ello, en materia de calidad del aire que respiramos y su relación con el contagio por vía aérea del COVID-19 en las aulas de enseñanza, tanto el COGITI como el Colegio de Madrid aportan un resumen de las REFLEXIONES Y RECOMENDACIONES que consideran de imprescindible observancia: 

  • Las investigaciones indican que el riesgo de transmisión por vía aérea de la COVID-19 en ambientes cerrados con mala ventilación es mayor que en ambientes exteriores. Ello no depende tanto de la calidad del aire de dichos ambientes (salvando posibles influencias de dicha calidad en los sistemas inmunológicos de las personas) como de la adecuada renovación que del mismo se realice aportando aire exterior.
  • Con las evidentes excepciones de centros educativos de muy reciente construcción, o en aquellos en los que se hayan realizado actuaciones de eficiencia energética que incluyesen medidas para mejorar la calidad del aire interior, podemos afirmar que la mayoría carecen de sistemas mecánicos de renovación de aire interior o ventilación mecánica controlada (VMC) que garanticen la calidad del aire dentro de los parámetros obligatorios o recomendados y su renovación por aire exterior.

Son muchos los efluentes que inciden en la calidad del aire interior, siendo la concentración de dióxido de carbono (CO2) uno de los parámetros fundamentales para determinarla en centros de reunión de personas, siendo el valor máximo recomendado por la OMS para ambientes saludables de 1000 ppm. Es por tanto éste un parámetro muy utilizado a la hora de evaluar si la renovación de aire efectiva que se produce en un recinto cerrado ocupado es la adecuada para su uso en condiciones saludables.

Un reciente estudio de la Universidad de Sevilla sobre “Calidad del aire en las escuelas andaluzas” evidencia, entre otros, el preocupante dato de que solamente el 17% de los casos estudiados arrojaron valores de concentraciones de CO2 que cumplan con los recomendados por la OMS.

En nuestro país es el Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios (RITE)  el principal marco regulatorio de la calidad del aire interior, clasificando ésta en 4 categorías IDA 1, IDA 2, IDA 3 e IDA 4 (siglas adoptadas del inglés “indoor air”).

En “aulas de enseñanza” se exige categoría IDA 2 (aire de buena calidad) a la que el RITE asigna un valor límite de +500 ppm sobre la concentración de CO2 del exterior.

En “guarderías” se aumenta la exigencia a IDA 1 (aire de óptima calidad) a la que el RITE asigna un valor límite de +350 ppm sobre la concentración de CO2 del exterior.

  • ¿Garantiza entonces la buena calidad del aire interior en las aulas una disminución del riesgo de contagio del COVID-19 por vía aérea?

No la garantiza pero si la favorece, ya que el logro de los niveles de cumplimiento mínimos recomendables y exigidos de calidad de aire interior se consigue mediante la renovación de aire interior por aire exterior.

El RITE fija caudales mínimos de aire exterior en función de la categoría IDA a garantizar, que en el caso de aulas y guarderías son:

“Aulas de enseñanza (IDA 2)” se establece un caudal mínimo de 12,5 dm3/s por persona.

“Guarderías (IDA 1)” se establece un caudal mínimo de 20 dm3/s por persona.”

La situación real actual es que la mayoría de centros de enseñanza existentes carecen de sistemas de VMC adecuados en las aulas, siendo la única opción para conseguir la renovación del aire en las mismas la ventilación natural mediante la apertura de ventanas.

La efectividad de esta forma de ventilación dependerá siempre de parámetros particulares de cada aula, siendo destacables los de sus ventanas o huecos de ventilación (tipología, ubicación, superficie) y fundamentales los impredecibles como son las condiciones climatológicas (presión atmosférica, viento, etc).

En consecuencia se puede afirmar que pretender un método fiable de sencilla aplicación para la obtención de ratios de tiempos de ventilación de las aulas que asegure su “correcta” ventilación no es realista, siendo conveniente recordar la cita de Lord Kelvin <<Lo que no se mide no se puede mejorar>> y en consecuencia recurrir a parámetros de mas fácil medición instantánea en el momento realizar la ventilación, que faciliten la decisión de considerar cuando es suficiente la operación de ventilación de un aula, siendo el parámetro de más viable medición la concentración de CO2 y la circunstancia de que en el interior del aula se alcance un valor similar al de la existente en el exterior.

  • ¿Es viable la implantación de sistemas de VMC adecuados, con vistas al inicio del próximo curso 2020/21?

No. Aún disponiendo de los recursos económicos necesarios, a menos de un mes del comienzo del curso no es posible proyectar, licitar y ejecutar la implantación de dichos sistemas; sencillamente no hay tiempo suficiente.

No obstante, esperamos que de nuevo no se caiga en el error de no aprender de las circunstancias vividas y se tenga muy presente la necesidad de implantar estos sistemas no solo en los centros educativos de los que ahora hablamos, sino en todos los centros públicos y privados en los que se concentran personas, ya sea por motivos de ocio, trabajo, gestión, deporte, etc.

  • Siendo conscientes de la realidad descrita y de la situación de emergencia por la COVID-19, consideramos imprescindible y recomendamosno cejar en el empeño de concienciar a la comunidad educativa y a toda la sociedad de la importancia de la renovación del aire interior de las aulas, aún cuando la única solución posible sea la ventilación natural directa (ventanas) y ello conlleve asociado un mayor gasto energético y una agresión al medioambiente.

Esta recomendación debe tomarse como una postura a corto plazo, basada en la preservación de la salud ante todo, pero nunca tomarse como una solución definitiva. Consideramos imprescindible que la Administración continúe trabajando sin interrupción en planificar la implantación de sistemas de VMC adecuados y sostenibles que garanticen la correcta renovación de su aire interior y con ello la mejora de las condiciones de salubridad en los centros educativos y en otros edificios en los que se concentren personas, ya sea por motivos de ocio, trabajo, gestión, deporte, etc.

  • El tener aseguradas una óptima o buena calidad del aire interior y una adecuada renovación del aire interior, nunca puede conllevar la relajación en el cumplimiento de otras medidas dispuestas para evitar el contagio por otras vías de transmisión (distancias de separación, ratios de aforo, normas de higiene, etc.)

Cumplir siempre las medidas establecidas por las autoridades sanitarias y educativas.

  • Al estar los sistemas de ventilación regulados por el RITE, no podemos olvidar mención a la necesaria vuelta al ámbito de la seguridad industrial de todos los sistemas y equipos que éste regula, para garantizar su seguridad, correcto mantenimiento y con ello su contribución a la eficiencia energética de los edificios en los que se instalan y a una adecuada transición ecológica. 

Como resumen y recomendaciones finales:

  • En aulas en donde solo sea posible la ventilación natural, consideramos de gran ayuda y recomendamos disponer de un medidor de concentración ambiental de CO2 de doble sonda (interior-exterior) que además de su función real de controlar la calidad del aire interior, sirva en estos momentos como dispositivo “guía” para determinar cuando es necesario ventilar el aula mediante la apertura de ventanas, puertas, etc., y cuando la renovación ha resultado efectiva y se pueden volver a cerrar los elementos abiertos.

De no disponer de medidores de doble sonda, el centro deberá disponer de medidores generales que indiquen la concentración de CO2 exterior, para que los responsables de las aulas tengan una referencia de comparación con los valores interiores de las mismas.

Esta es una solución económicamente abordable, de sencilla implantación y que contribuirá a mejorar la calidad del aire interior en beneficio de los ocupantes de las aulas y a disminuir en las mismas el riesgo de contagio por vía aérea del COVID-19 al propiciar las operaciones de ventilación y con ello la renovación y aporte de aire exterior.

  • En caso de existir un sistema de VMC, atender al modo de funcionamiento para el que fue diseñado (continuo, temporizado, sensores, etc) y si se detectase ausencia de control que regule su funcionamiento (es decir on/off a decisión del usuario), basarse en las mediciones de sensores de CO2que habría que implantar.

Es MUY IMPORTANTE determinar si el sistema de VMC existente es del tipo “solo extracción” sin que esté garantizado el aporte de aire exterior, ya que puede en su funcionamiento propiciar una incorrecta renovación del aire interior del aula con aire viciado de otras zonas no seguras del centro.

  • De no estar en ninguna de las situaciones anteriores, disponiendo únicamente de la opción de ventilar mediante apertura de ventanas, puertas o huecos existentes a tal efecto que permitan la entrada de aire exterior a las aulas, no existe método simplificado ni pautas generales que aseguren la adopción de ratios de tiempo ni modos de apertura que garanticen el inmedible parámetro al que en muchos protocolos se recurre e identifica como “correcta ventilación” y cuyo único “instrumento de medida” será la subjetiva percepción de los responsables de los centros educativos o de las aulas.
  • En cualquier caso, recomendamos encarecidamente el asesoramiento de profesionales expertos que estudien y analicen las condiciones particulares de las aulas de cada centro y elaboren un protocolo de medidas de actuación respecto a la ventilación de las mismas.

Consulte aquí la repercusión en prensa de esta noticia.

COGITI COGITIM Comunicaciones

Interesante artículo “Tiempo para el DPC”, del Decano del COGITIM, en la revista “Profesiones”

 

Para vuestro conocimiento y por su interés, os facilitamos el último número de la revista “Profesiones”, que edita Unión Profesional, donde en su página 52 publica un artículo del Presidente del COGITI, y Decano del Colegio de Madrid, D. José Antonio Galdón Ruiz, titulado “Tiempo para el DPC”, incluido en la sección “Formación a lo largo de la vida”.

 

Enlace directo del artículo: https://issuu.com/unionprofesional/docs/profesiones_n185/52

Acreditación DPC COGITI COGITIM

El COGITI y el Colegio de Madrid alertan de las soluciones “milagrosas” para mitigar la propagación del coronavirus en los establecimientos y recomienda acudir solo a profesionales expertos en climatizacion

Ambas entidades advierten que una mala calidad del aire puede ser decisiva en la propagación del coronavirus, por lo que abogan por no dejarse llevar por “fórmulas milagrosas y oportunistas” y recomiendan acudir al asesoramiento de profesionales expertos en la materia, que siempre aportarán soluciones basadas en criterios exclusivamente técnicos y científicos.

La pandemia causada por el COVID-19, supuso el cierre de multitud de establecimientos y locales interiores, debido a la gran facilidad y rapidez de transmisión del virus SARS-CoV-2 de personas infectadas mediante el contacto cercano. Ante el elevado efecto multiplicador en el número de contagios, numerosos científicos e investigadores de todo el mundo han centrado sus esfuerzos en conocer en profundidad las principales claves de esta enfermedad.

 

Estudios recientes desarrollados por diversos científicos aseguran que es posible la transmisión del virus en pequeñas gotitas en suspensión “en recintos cerrados y mal ventilados”. Por ello, es sumamente importante prevenir el hacinamiento y proporcionar una buena ventilación en los espacios interiores, con una buena calidad del aire, para prevenir la propagación del virus, lo que conlleva la necesidad de comprobar el correcto funcionamiento y diseño de las instalaciones de climatización y ventilación.

Y la única garantía que existe para que esas comprobaciones sean eficaces y seguras, es que sean realizadas por profesionales expertos en calidad del aire y en instalaciones de climatización y ventilación, ya que de no ser así, se corre un gran riesgo en el caso de dar con oportunistas,  que lo único que pretenden es sacar provecho de estas situaciones sin ninguna garantía.

Por este motivo, tanto desde el COGITIM como desde el Consejo General de la Ingeniería Técnica Industrial de España quieren lanzar un mensaje a la sociedad en su conjunto, y especialmente a los comerciantes, hosteleros y propietarios de pequeñas actividades, para que se mantengan en alerta ante la proliferación de productos “milagrosos” que se están ofreciendo en la actualidad como soluciones para mitigar el coronavirus, bajo la engañosa etiqueta de “COVID FREE”, que pueden publicitar en sus establecimientos.

Ante esta situación de desconcierto, el Colegio de Madrid comparte la recomendación que hace el COGITI para que recurran al asesoramiento de profesionales expertos en la materia, que les protejan de los numerosos engaños que se están produciendo. De este modo, quieren compartir el conocimiento de este colectivo de ingenieros, con el fin de aportar transparencia en la fraudulenta situación de este tipo de “oportunismo de negocio”, y al mismo tiempo promover la sensatez en el comportamiento social de la ciudadanía para lograr, entre todos, que la vuelta a la “nueva normalidad” se haga con las máximas garantías de seguridad.

Recomendaciones en materia de calidad del air

En este sentido, el COGITIM muestra su total apoyo al decálogo de recomendaciones que ha lanzado el Consejo, tanto a la sociedad, en general, como a los propietarios de pequeñas y medianas actividades con atención directa al público (comercios, hostelería, estética, sector sanitario, etc.), en relación a las instalaciones de climatización y ventilación:

1ª.- Velar por el cumplimiento de las medidas organizativas oficialmente dispuestas por las autoridades sanitarias para el desarrollo de las actividades, sus locales y las referentes al distanciamiento personal.

2ª.- Las instalaciones de climatización y ventilación constituyen uno de los puntos clave para lograr el objetivo de minimizar el riesgo de contagio y propagación de la COVID-19.

3ª.- Actualmente no existen sistemas o equipos de climatización y ventilación capaces de garantizar, bajo criterios científico-técnicos oficiales, un sello “COVID FREE” para establecimientos y actividades con presencia y rotación de personas en espacios interiores.

4ª.- No existen situaciones idénticas en la relación actividad-establecimiento-sistema clima y ventilación, por lo que actualmente no es posible aplicar soluciones técnicas estándar en dichos sistemas, que garanticen la ausencia de riesgo de contagio y propagación de la COVID-19 para establecimientos y actividades con presencia y rotación de personas en espacios interiores.

5ª.- Es imprescindible no precipitarse en tomar decisiones de intervención en las instalaciones de climatización y ventilación, como la compra de nuevos equipos o modificación de instalaciones con el objetivo de “lucir” en los establecimientos de una engañosa etiqueta “COVID FREE”, ya que solo se conseguirá el efecto contrario al deseado, es decir, propiciar la relajación de los usuarios en su necesaria cautela preventiva al contagio.

Estas medidas y acciones se enmarcan en una línea de trabajo que está llevando a cabo el COGITI en estrecha colaboración con el Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos de España, que se traduce en la

creación de un grupo de trabajo, que tendrá como objetivo la realización de un estudio técnico de la particular situación originada por la COVID-19 y de las derivadas de otros patógenos.

Paralelamente, el Colegio de Madrid, está llevando a cabo otras iniciativas como la asesoría técnica gratuita para la reapertura de establecimientos y la reanudación de actividades en la Comunidad de Madrid, que podéis consultar en el siguiente enlace:

https://www.cogitim.es/coitim/cms/contenidos/contenido.asp?Id=169&IdMenu=297

COGITI COVID-19

Lanzamiento del Club de Compras con descuentos para colegiados (Club COGITI)

El Consejo nos anuncia el lanzamiento del Club de Descuentos y Compras (CLUB COGITI) con descuentos para colegidos/as y que no supone ningún coste para los Colegios. Se trata de una herramienta que facilitará las compras online a nuestros compañeros.

Cabe destacar que se lanza como una plataforma única, para que todos los Colegios puedan ofrecer este servicio a sus colegiados. Asimismo,  para facilitar aún más el acceso a la plataforma del Club COGITI, se dispondrá de una APP que está actualmente en desarrollo, disponible en PLAY STORE y APP STORE, para iOS y Android.

Por otra parte, debido al momento actual que estamos viviendo con motivo de la emergencia sanitaria provocada por el Covid-19, se han restringido algunas ofertas, y se enfocan más al “ocio en casa”, y a compras en supermercados, principalmente. Por su parte, la solidaridad también tiene cabida en esta plataforma, y se ha personalizado la denominada “Hucha de ahorros”, mediante la cual, el usuario podrá donar sus ahorros a CÁRITAS y CRUZ ROJA ESPAÑOLA, para ayudar en esta situación.

 

 

COGITI

¡Aún estas a tiempo! Se amplían los plazos de vigencia de los de los precios extraordinarios en Formación y gratuidad de la Acreditación DPC

 

Os informamos que con el lanzamiento del Plan “Ingenia el futuro”, la Junta Ejecutiva del Consejo reunida el pasado 20 de abril adoptó el acuerdo de ampliar los plazos de vigencia de las medidas extraordinarias para la Acreditación DPC y en materia de Formación hasta el próximo 31 de mayo en las mismas condiciones.

Toda la información la podéis encontrar en: PLAN “INGENIA EL FUTURO”

Acreditación DPC COGITI COGITIM Formación

Subvención FUNDAE: cambios importantes con motivo del COVID-19

 

Con motivo de la situación de Estado de Alarma actual, la subvención concedida a COGITI para la ejecución de programas de formación de ámbito estatal, dirigidos prioritariamente a personas ocupadas del Servicio Público de Empleo Estatal, y que únicamente aplicaba a compañeros en el Convenio Estatal de Ingenierías y oficinas de despachos técnicos, amplía sus condiciones de acceso mediante Resolución de 15 de abril de 2020, posibilitando la participación a todos aquellos interesados que se encuentren afectados por ERE o ERTE así como en cualquier situación de desempleo.

Se amplía esta información a través del documento “Campaña especial subvencionada.pdf” y todos los interesados deberán inscribirse en cualquiera de las acciones indicadas en dicho documento a través del formulario de “INSCRIPCION.xls” adjunto a esta comunicación.

 

 

DESCARGAR “CAMPAÑA ESPECIAL SUBVENCIONADA.PDF”

DESCARGAR “INSCRIPCION.XLS”

COGITI FUNDAE